Galletas de Jengibre para Navidad - Gingerbread man

By 10:07 , , ,


¡Muy buenas!
Hoy os traigo otra receta navideña total, son las típicas galletas de jengibre; y sí... ¡con forma de muñeco de Jengibre!, para que veáis que son típicas totales 🎄🎄
Estas galletas se han popularizado en todo el mundo por estas fechas; y es que el sabor picantito que le aporta el jengibre y la sutileza de la canela es genial. Todo muy especiado, como podréis comprobar... 

Otro ingrediente con el que se hacen es la melaza, la cual se puede comprar en diferentes supermercados; por ejemplo, en Mercadona la venden como Miel de Caña. Sin embargo, yo he sustituido la melaza por miel, que también se puede. Pero si queréis utilizar melaza, ¡adelante!; así me contáis cómo quedan.

La primera aparición documentada de éste tipo de galletas con forma humana se dio con Isabel I de Inglaterra, la cual se cuenta que regalaba galletas de jengibre decoradas parecidas a ella 👑
Además, este muñequito también aparece en un cuento infantil en el que una mujer hornea un hombrecito de jengibre. Al abrir la puerta del horno, el hombrecito cobra vida y escapa para no ser devorado por diferentes personajes que aparecen en la historia. Finalmente, decide confiar en un zorro para que le ayude a escapar y tristemente es comido... Vamos, como voy a hacer yo en un periquete... jaja.

Si no tenéis un cortador de esta forma, no dejéis de hacerlas, porque se pueden hacer con cualquier cortapastas; y si tampoco tenéis cortapastas, pues se les dá una forma redonda y sin problemas.

Sin más rollos, os dejo con la receta 😝✌

Ingredientes para las galletas (18 galletas):
500 gr. de harina
150 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 huevo grande a temperatura ambiente
150 gr. de azúcar moreno
150 gr. de miel o melaza
2 cucharaditas de jengibre en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1/4 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal

Ingredientes para la glasa real:
1 clara de huevo pasteurizada
200 gr. de azúcar glas
2 cucharadas de zumo de limón
Colorantes en gel rojo y verde; aunque también podéis usar otros colores

Elaboración de las galletas:
En primer lugar tamizamos la harina junto con la nuez moscada, la canela y el jengibre. Añadimos la sal, mezclamos y reservamos.


En un bol, batimos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar a máxima potencia. Cuando esté muy cremosa y haya adquirido un color más claro, agregamos el huevo batido y seguimos mezclando hasta que se integre. Añadimos la miel o melaza y seguimos batiendo.


Ahora, bajamos la velocidad de la batidora y mientras sigue batiendo, vamos agregando cucharadas de la mezcla de harina y especias tamizadas. Seguimos mezclando hasta que la masa se despegue de las paredes. Debemos conseguir una masa bastante compacta y que al tocarla no se quede pegada en los dedos.


Dividimos la masa en dos, hacemos una bola con cada parte y las envolvemos individualmente en papel film. Hacemos esto porque, al ser una masa un poco dura, nos costará menos trabajar con menos cantidad cuando la estiremos. Guardamos en la nevera un mínimo de una hora.


Pasado el tiempo, colocamos una de las mitades de masa sobre un papel de horno. Cubrimos con otro papel de horno y estiramos con ayuda de un rodillo. Aquí llega la parte de hacer brazo, porque la masa está durilla... Lo que yo hice fue "aporrear" un poco la masa con el rodillo, y después ya se estira bastante bien. Debemos conseguir que la masa nos quede con un grosor de unos 5 milímetros aproximadamente.


Una vez estirada, retiramos el papel que cubre la masa y con un cortador de muñeco de jengibre vamos cortando las galletas por toda la superficie. Después, retiramos el exceso de masa con una espátula o un cuchillo y colocamos las galletas sobre una bandeja de horno con papel de horno. Hay que dejar espacio entre galleta y galleta porque crecerán un poquitín. Yo puse 6 galletas por bandeja.
Si quieres, con una pajita o palillo, puedes hacer un agujero en la parte superior de la cabeza de cada galleta para después ponerle una cinta y colgarlas del árbol de Navidad o regalarlas con un lacito.



Precalentar el horno a 180º con calor arriba y abajo y hornear durante 10-12 minutos.

Mientras las galletas se hornean, repetimos el mismo proceso con la otra mitad de la masa.
La masa que nos ha ido sobrado de los cortes nos servirá para hacer más galletas. Para ello, juntamos de nuevo toda la masa en una bola y la estiramos de la misma manera. Si ves que la masa se ha puesto muy blandita, vuelve a guardarla unos minutos en la nevera.

Una vez fuera del horno, dejamos reposar las galletas en la misma bandeja 10 minutos y después, las colocamos en una rejilla hasta que enfríen por completo. Así, hasta tener todas las galletas.

Cuando estén frías, ya se pueden decorar; pero en el caso que quieras decorarlas otro día, guárdalas en una cajita de lata para que se conserven bien. Yo las hice una tarde y las decoré al día siguiente.

Elaboración de la glasa real:
La glasa real se hace con claras crudas, por lo que es recomendable utilizar claras pasteurizadas. Si las utilizamos frescas puede ser un riesgo por la salmonelosis del huevo. Las pasteurizadas son muy fáciles de encontrar; yo las compro en Mercadona.

En primer lugar, tamizar el azúcar glas y reservar.

Ponemos la clara en un bol (en el caso del recipiente de Mercadona vienen unas líneas medidoras que nos dicen cuánto echar) y batimos con unas varillas eléctricas a máxima potencia.
Cuando estén espumosas agregamos las dos cucharadas de zumo de limón y seguimos batiendo.


Cuando estén blancas agregamos poco a poco el azúcar glas. Batir hasta que todo se haya integrado bien.



Ahora, separamos dos cucharaditas de la glasa en un bol y la teñimos con el colorante en gel verde. Hacemos lo mismo con el colorante rojo. La cantidad de colorante dependerá del tono que queráis conseguir.

Rellenamos tres mangas pasteleras o bolsitas de plástico con cada una de las mezclas, de tal forma que tengamos una con la glasa blanca, otra con la verde y una tercera con la roja. Si queréis, podéis utilizar boquillas redondas muy pequeñas. Yo lo he hecho con y sin boquilla para que veáis que se pude hacer de las dos maneras.


Decoración de las galletas:
Yo he decorado el muñeco de la forma original, pero podéis hacer el diseño que más os guste; incluso podéis hacer los botones y demás adornos con confetis, minilacasitos...

Con la glasa blanca, dibujamos los ojos, la boca y las extremidades del muñeco; con la verde, hacemos la pajarita; y con la roja los dos botones.

Dejamos secar las galletas a temperatura ambiente para que la glasa se ponga durita. Yo las dejé secar toda una tarde.


¿Recuerdas el agujerito que tenían las galletas? Pues ahora ya puedes ponerle un cordel o lazo para dejarlas preciosíiiiiisimas de la muerte 😊
Puedes conservar las galletas en una cajita de lata.

Por cierto, ¿te ha sobrado mucha glasa? Te doy dos opciones y una de ellas es muy chula 😍
  1. Puedes guardar la glasa que te ha sobrado en la nevera; te aguantará dos semanas.
  2. ¡Haz merenguitos navideños! Sobre un papel de horno dibuja con un lápiz el contorno de un bastón de caramelo. Dale la vuelta a la hoja de tal forma que la parte del lápiz quede abajo. Con la glasa blanca repasa el contorno de los bastones y, una vez los tengas todos, rellénalos. Con las glasas de color verde y rojo, pinta las líneas de los bastones. También puedes hacer otras figuritas como copos de nieve (con la glasa blanca) o gorros de Papá Noel. Para ello, con la glasa roja haz un triángulo y rellénalo, y con la blanca haz los adornos. Listo todo, colocar el papel sobre una bandeja de horno y hornear a 100º con calor arriba y abajo durante 1 hora. Una vez fuera, deja reposar 5 minutos y entonces ya podrás despegar las figuritas del papel. Una vez frías, guárdalas en un recipiente hermético. ¿A que son chulas? 🎉🎅




También te puede interesar...

3 comentarios

  1. me podias decir por favor...a q cucharas te refieres....cuchara sopera o de café....gracias

    ResponderEliminar
  2. me podiais decir q tipo de cucharaas utilizas....grande o pequeña.....¿????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Por supuesto, en este caso son cucharaditas, por lo tanto son las de café, las pequeñas.
      En otras recetas hablo de cucharadas, que son las soperas (grandes).
      Espero haberte aclarado las dudas :)

      Eliminar