Pastelillos de Limón de Sansa Stark (Juego de Tronos)

By 16:31 , , , ,


¡Valar Morguhulis, Valar Dohaeris!
Un día más estoy aquí para compartir con todas y todos una nueva receta. Dentro de nada comienza el rodaje de la 7ª Temporada de Juego de Tronos por tierras extremeñas y por ello, hoy he querido hacer un pequeño homenaje a los libros y a la serie preparando unos pastelillos de limón, los favoritos de Sansa Stark.


Estos dulces aparecen por primera vez en el primer libro de la saga Canción de Hielo y Fuego, Juego de Tronos:

"Más tarde se sirvieron empanadas de pichón y criadillas, manzanas asadas que olían a canela, y pastelillos de limón bañados en azúcar, pero para entonces Sansa estaba tan llena que apenas si pudo comerse dos pastelillos, por mucho que le gustaran." (Capítulo 29, Sansa. Juego de Tronos).

Cualquier seguidor de la saga sabrá que encariñarse con algún personaje no es muy recomendable; porque como tal y como dijo Cercei Lanister: "cuando juegas al juego de tronos, ganas o mueres"... Pero no os preocupéis, que con estos pastelillos sí te puedes encariñar y solo puedes morir de gusto.


Ingredientes para el limón confitado:
2 limones
400 ml. de agua
300 gr. de azúcar

Ingredientes para los bizcochitos (15 unidades):
150 gr. de azúcar
3 huevos
1 limón
125 ml. de aceite de girasol
200 gr. de harina
1 cucharadita de levadura química
1 yogur natural
Mermelada de fresa

Elaboración del limón confitado:
Lavar bien los limones y cortarlos en rodajas finitas.
En un cazo, poner el azúcar y el agua a fuego alto y remover hasta que el azúcar esté disuelto. Cuando esté caliente, añadir las rodajas de limón y bajar el fuego a una temperatura media. Dejar cocinar 20 minutos. Pasado el tiempo, sacar las rodajas de limón sobre un plato para que se enfríen. Reservar.
No tires el almíbar que ha quedado de cocer los limones; lo dejamos enfriar y guardamos en un tarrito de cristal. Nos servirá para darle a otros postres un rico sabor a limón.



Elaboración de los bizcochitos:
Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que tripliquen su tamaño y estén muy cremosos. Agregamos el aceite y el yogur y mezclamos. Lavamos el limón, rallamos su piel (solo la parte amarilla) y exprimimos el zumo; lo agregamos a la masa y mezclamos. Tamizamos la levadura y la harina y removemos hasta que no queden restos de harina.


Engrasamos con mantequilla unas bandejas para cupcakes; y en el fondo de cada hueco colocamos una rodaja del limón confitado y media cucharadita de mermelada de fresa. Por último, rellenamos con la masa de bizcocho 2/3 de su capacidad.


Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo durante 10 minutos. Después, horneamos a la misma temperatura los bizcochitos durante 18 minutos. Una vez fuera del horno, los dejamos reposar en las bandejas 10 minutos y después desmoldamos con cuidado. Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

¡Por los dioses antiguos y nuevos os juro que están buenísimos! Y por cierto, "winter is coming", así que abrigaos, jejeje.



Meñique ya ha descubierto cómo engatusar a Sansa...

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Lo has bordao chica, vamos que pareces que primero fue tu receta y luego se escribió el relato pensando en ella, me encantan y ese puntito que tiene que darle el limón confitado debe ser digno de reyes.
    Las fotos de esta entrada se las tienes que enviar a los productores de Juego de Tronos, porque son dignas de aparecer en cualquier toma de la serie, seguro que los actores lo aprobarían (y probarían) sin rechistar.
    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ¡muchas gracias José Manuel!
      Me alegra que te gusten las fotos y la receta. Entonces, habrá que mandar una cajita a la productora de Juego de Tronos España, jeje.
      La verdad es que el limón confitado es una auténtica delicia; no sabía que podía estar taaaaan rico.
      ¡Feliz fin de semana!

      Eliminar