Rollitos de Canela

By 1:03


Hola, ¿qué tal ha ido el fin de semana?
Yo he estado cocinando un postre para un cumple (vaya novedad, ¿eh?) y he hecho rollitos de canela. ¡No sé cómo no los había probado antes! Fueron un éxito total y el plato quedó vacío en cero coma.
La receta es de Alma Obregón  y la encontré en el canal de Azucarera de YouTube, aunque yo he hecho unas pocas modificaciones. Sin más, os dejo con la receta. Por cierto, son bastantes pasos pero es más fácil de lo que parece así que no os asustéis.

Ingredientes para la masa: 
600 gr. de harina de trigo
50 gr. de harina de fuerza (esto es opcional, pero si no la utilizáis necesitaréis 650 gr. en total de harina de trigo)
21 gr. de levadura fresca de panadero (o en su equivalencia 7 gr. de levadura seca de panadero; que es lo mismo pero las cantidades cambian según sea fresca o seca)
75 gr. de mantequilla
75 gr. de azúcar
250 ml. de leche
1/2 cucharadita de sal
3 huevos grandes
1 poquito de nata líquida para pintar (se puede sustituir por huevo batido) 

Ingredientes relleno: 
150 gr. de azúcar moreno
120 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
10 gr. de canela en polvo 

Ingredientes glaseado: 
50 gr. de azúcar glas
2 cucharaditas de nata 

Elaboración de la masa: 
Ponemos al fuego un cazo con la leche, la mantequilla y el azúcar. No tiene que hervir, solo
hay que calentar hasta que la mantequilla se derrita.
Apartamos del fuego y, cuando la leche esté templada, echamos la levadura desmenuzada.
Si utilizáis la levadura seca no la echéis aquí.


Mezclamos la harina de trigo con la harina de fuerza y echamos la mitad al bol donde vamos a amasar (si estáis usando la levadura seca es el momento de añadirla aquí).
La otra mitad de la harina la reservamos.


Si disponéis de robot de cocina, hay que poner el brazo amasador; si no, lo podéis hacer a mano perfectamente. 
Mientras que amasamos a velocidad media, añadimos la leche.
Cuando esté todo integrado, vamos agregando los huevos de uno en uno. 



Añadir la sal a la harina que tenemos reservada y, mientras seguimos amasando, la vamos incorporando.
Subimos la velocidad de la batidora y amasamos durante 10-15 minutos hasta que la masa tenga una consistencia elástica y al tocarla no se nos quede pegada en las manos.
Todo es cuestión de amasar y amasar.



Engrasamos un bol con un poquito de aceite, y metemos la masa dentro.
Cubrir con papel transparente y dejar fermentar durante una hora y media o dos horas en un lugar cálido. Yo lo metí en el horno apagado.


Elaboración del relleno: 
En un bol ponemos la mantequilla, el azúcar moreno y la canela. 
Con un tenedor o cuchara vamos mezclando hasta tener una crema homogénea.
Reservamos.



Elaboración de los rollitos: 
Pasado el tiempo de fermentación, sacar la masa del bol, echar un poquito de harina a la superficie de trabajo y amasar con las manos unos minutos para desgasificar (quitar el aire que ha adquirido la masa por el fermento).

Con un rodillo, estiramos bien la masa hasta conseguir un rectángulo de 4 milímetros aproximados de grosor. A mí me quedó muy larga, así que la corté y la masa sobrante la utilicé para hacer más rollitos (que aquí no se tira nada).


 
Repartir la crema del relleno por toda la superficie menos el final, que es donde vamos a unir la masa; y comenzamos a enrollar como si fuera un brazo de gitano. Al llegar a la parte donde no hay relleno, pintamos con un poquito de leche para ayudar a pegar la masa con el resto.



 
Cortamos los bordes del rulo para igualar, ni se os ocurra tirar esto, ¡también se come!
Vamos cortando porciones de unos 3 centímetros aproximadamente y las colocamos en un molde,  previamente engrasado con un poquito de aceite, hasta cubrir la base del mismo.


 
Como os va a sobrar masa, hacemos rollitos individuales y así, junto con los bordes que habíamos cortado, tendremos más ¡bien!

Poner los rollitos en un molde no es obligatorio, podéis hacerlos solamente individuales. Pero así nos queda como una especie de rollito gigante y es más guay :)

Sobre una placa de horno, colocamos el molde y los rollitos individuales.
Cubrimos con un paño de cocina y dejamos reposar una hora en un lugar cálido. Yo lo volví a meter todo en el horno. ¡Ojo! Separar bien los rollitos individuales los unos de los otros porque crecen.


Pasado el tiempo, pintamos todo con un poco de nata líquida o huevo batido.

 
Precalentar el horno a 190º calor arriba y abajo y hornear durante 30 minutos aproximadamente.
Los rollitos individuales estarán listos un poquito antes, alrededor de 20-25 minutos.
Sacar del horno y dejar reposar unos 10 minutos, después ya podemos desmoldar.
Dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Elaboración del glaseado: 
Mezclar la nata con el azúcar glas hasta tener una consistencia que, al levantar la cuchara, caiga en forma de hilo.


Decoración: 
Con una cuchara, vamos haciendo hilitos de glaseado sobre los rollitos de canela.
En las fotos podéis ver cómo queda el maxi-rollito y también los pequeños.




Si te ha gustado la receta, házmelo saber. También puedes compartir :)

También te puede interesar...

0 comentarios