Leche frita

By 19:43 , , , , ,




Buenas a todas y todos ☺

¿Cómo van esas vacaciones de Semana Santa? Espero que estéis descansando mucho y disfrutando de la gastronomía de estas fechas.

Yo, por mi parte, quiero compartir con vosotros una de las recetas típicas: la leche frita. Soy de la opinión que, lo tradicional nunca pasará de moda y este es uno de los casos... porque no me digáis que no hay nada más rico que un par de trocitos, o tres, o una bandeja entera de ¡LECHE FRITA! 😍 

Junto a las torrijas, creo que es uno de los dulces que más me gustan de Semana Santa 😋😋😋
Por cierto, si queréis ver mi receta de torrijas, podéis encontrarla pinchando aquí ➡ Torrijas.

Espero que os guste la receta y me comentéis cuál es vuestro dulce favorito de esta época 😘😄

Ingredientes:
1 litro de leche fría
200 gr. de azúcar
80 gr. de harina fina de maíz (Maicena)
1 rama de canela
Piel de un limón

Para la fritura y el rebozado:
2 huevos y harina (puede ser de trigo o maíz)
Aceite de girasol
Azúcar y canela molida

Elaboración:
En primer lugar, separamos un vaso de la leche y el resto lo colocamos en una cacerola.


Añadimos la rama de canela y la piel del limón (la cual estará limpia y sin la parte blanca) a la leche que tenemos en la cacerola y calentamos en el fuego. La leche no tiene que hervir, solamente calentarla. Apartamos del fuego y dejamos infusionar 10-15 minutos.


Mientras tanto, mezclamos el azúcar y la harina de maíz en un bol; lo hacemos para evitar grumos de harina. Después, agregamos la leche que tenemos en el vaso y mezclamos bien. Recuerda que la leche debe estar fría porque la Maicena se diluye mejor así.



A continuación, colamos la leche que tenemos en infusión y la añadimos a la mezcla de leche y harina. Mezclar y echar toda esta mezcla de nuevo a la cacerola.


Llevamos todo a fuego medio sin dejar de remover hasta que nos quede con una textura de bechamel espesita. Vas a tardar un poco hasta que espese, pero no desesperes porque terminará saliendo. Lo importante es no dejar de remover para evitar que se pegue y no subir el fuego. Si subimos el fuego, la masa tardará menos en espesar pero entonces sabrá a harina y no nos quedará rico.


Cuando lo tengamos, engrasamos un molde rectangular con un poquito de aceite de girasol, mantequilla o spray desmoldante y echamos la masa. Tapar con papel film de manera que toque la crema y dejar enfriar a temperatura ambiente.


Después guardar en la nevera un mínimo de 3 horas. Yo lo dejé toda una noche.

Cuando la masa esté cuajada, desmoldamos y cortamos en rectángulos.


Rebozar cada pedazo primero por harina y después por huevo batido. Freímos la leche en una sartén con aceite de girasol bien caliente. Sacar a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa.


En un recipiente, mezclamos el azúcar con la canela molida y por último rebozamos la leche frita por la mezcla.

¿No me digas que no tiene pintaza?



También te puede interesar...

0 comentarios