Helado de galletas María

By 18:26 , , , ,


¡Oh calor! Casi parece que estés aquí y de repente te marchas... pero yo creo que volverás y por eso te espero con un rico helado; sí, un helado de galletas María.

Pues ya veis, hace unos días decidí que ya podía sacar la maravillosa heladera que me regalaron unos amigos por mi cumple y decidí utilizar unas galletas María para darle un toque rico y especial. La heladera ya la utilicé en una ocasión para hacer un helado de chocolate, pero todavía no había subido ninguna receta al blog y creo que ya tocaba. Siento decirlo, pero el de chocolate lo hice hace tiempo y estaba tan sumamente delicioso que no me dio tiempo a publicar cómo se hacía. Y, como no quiero que me pase lo mismo con éste, aquí está la recetita.

No pienses que por no tener heladera no puedes hacerlo, ¡ERROR! Se puede hacer igualmente, así que al final te diré cómo. Y no, no tiene ningún misterio especial, ya verás.

En el caso de tener heladera, deberás seguir las instrucciones de uso de la misma. En mi caso, el bol heladero lo tengo que meter en el congelador un mínimo de 8 horas antes de hacer el helado. Así que yo, previsora de mí, lo metí dos días antes.

Con todo esto, aquí os dejo los pasos e ingredientes heladeros-

Ingredientes:
36 galletas María
80 gr. de azúcar
250 ml. de nata montar
250 ml. de leche y 500 ml más
2 yemas de huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal

Elaboración:
Triturar las galletas con ayuda de una picadora o meterlas en una bolsa y aplastarlas con un rodillo. Nos deben quedar muy bien trituradas. Reservar.


Batir el azúcar junto con las yemas hasta blanquear. Reservar.


Calentar a fuego medio los 250 ml. de leche junto con la nata; no debe hervir.

Cuando esté caliente, agregar las galletas trituradas y mezclar hasta que absorba toda la leche.


Ir añadiendo poco a poco los otros 500 ml. de leche mientras que vamos mezclando; recuerda que el fuego debe estar bajo.

Incorporada la leche, toca añadir las yemas batidas con el azúcar. Mezcla muy bien con una cuchara o espátula para impedir que las yemas se cuajen.

Por último, añadir la pizca de sal y la vainilla. Mezclar de nuevo y retirar del fuego.


Batir la crema de galletas con una batidora eléctrica (minipimer) y colocar en una jarra; de esta forma podemos echar mejor la mezcla en la heladera.


Dejar enfriar a temperatura ambiente y después guardar en la nevera un mínimo de 4 horas. Yo lo dejé toda una noche. Hasta aquí, tanto si tienes heladera como si no, los pasos son los mismos.

Montar la heladera y poner en marcha. Agregar la mezcla de helado y dejar mantecar siguiendo las instrucciones de vuestra heladera. En mi caso, necesité 25 minutos.



Pasar el helado a un recipiente de plástico o metálico con tapadera y meter en el congelador unas dos horas.


Antes de servir, conviene sacar unos 15 minutos antes el helado del congelador para que adquiera una textura más cremosa. Puedes acompañarlo con un poco de sirope de caramelo y más galletas María trituradas.




SIN HELADERA:
Sigue los mismos pasos anteriores para la hacer la crema de galletas y, una vez la hayas enfriado las 4 horas en la nevera, ponla sobre un recipiente de plástico o metálico con tapadera. Métela en el congelador y a la media hora, saca y remueve con una cuchara o tenedor. Vuelve a meter al congelador y a la media hora, saca de nuevo y vuelve a remover. Repite estos pasos unas 4 veces, de esta forma conseguiremos que el helado se vaya congelando y evitaremos que se formen cristales de hielo. Después deja congelar por unas dos horas y listo.

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. ¿Acaso puede alguien resistirse a un postre hecho con galletas? y ya si es en versión helado ¡para morirse del gusto!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar