Tarta de Limón y Merengue

By 14:19


Hola a tod@s, mi limonero está cargado de limones enormes y bonitos y el otro día quise hacer una receta para aprovecharlos. Estuve mirando algunas y vi una, concretamente de Alma Obregón, que me pareció muy apetitosa: tartaletas de limón y merengue. Ella las hace individuales pero yo he optado por hacer una grande.

Atención, esta tarta solamente es apta para aquellas personas a las que le encante este cítrico, ya que tiene un sabor muy especial e intenso. Si queréis probarla pero no os gusta mucho el limón, lo único que tenéis que hacer es reducir la cantidad de zumo y añadir un poquito más de agua y/o azúcar. La cuestión es ir probando hasta que encontréis su punto de acidez. Sin más, os dejo con la receta.

Ingredientes Base:
150 gr. de harina
50 gr. de azúcar glas
65 gr. de mantequilla fría
1 huevo
1 pizca de sal

Ingredientes Crema de Limón:
4 limones (si son recién cogidos del limonero, mejor)
200 gr. de azúcar
100 gr. de mantequilla
5 huevos
160 ml. de agua
40 gr. de harina de maíz (Maicena)

Ingredientes Merengue:
4 claras de huevo
240 gr. de azúcar

Elaboración Base:
Tamizar la harina y el azúcar glas, añadir la mantequilla fría y la sal.
Mezclar a velocidad baja con la pala mezcladora del robot de cocina o a mano.
Cuando se formen unas migas gorditas, añadir el huevo batido.



Una vez incorporado el huevo, juntar todo en el mismo bol con las manos.
Enharinar la mesa de trabajo, volcar la masa y "espachurrar" la masa hasta que no queden restos de mantequilla.
Atención, no hay que amasar porque no queremos que sea una masa elástica, solo hay que procurar que los ingredientes estén integrados.
Hacer una bola, aplanar un poquito con las manos y envolver en papel film de cocina. Reservar en la nevera una hora.



Sacar de la nevera, enharinar otra vez la superficie de trabajo y estirar la masa con un rodillo hasta que quede finita.
Con cuidado, forramos un molde (el mío es de cristal) con la masa y la ajustamos bien. Cortamos los bordes sobrantes. Pinchamos con un tenedor toda la base y congelamos unos 30 minutos.



Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
Cubrir con papel de horno toda la masa y echar unos garbanzos (o cualquier legumbre que nos haga de peso).


Hornear a 180º hasta que los bordes empiecen a dorarse (en mi horno fueron 15 minutos aproximadamente).

Después, quitar los garbanzos y el papel y seguir horneando hasta que toda la base esté dorada (en mi caso fueron 15 minutos más).
Sacar del horno, reposar 10 minutos y desmoldar.
Dejar enfriar sobre una rejilla por completo. Reservar.

Elaboración Crema de Limón:
Pues en mi caso, lo primero que hice fue ¡coger los limones directamente del árbol! Esto es lo mejor de todo :)


Lavar los limones y rallar la piel de dos de ellos (solo la parte amarilla).
Exprimir los cuatro limones y colar el zumo.
Echar el zumo en un cazo junto con el azúcar, la mantequilla, el agua y la ralladura de los dos limones.
Batir los huevos junto con la harina de maíz e incorporarlos al cazo del zumo de limón.





Llevar el cazo al fuego y calentar a temperatura media hasta que la crema de limón empiece a espesar. No hay que dejar de remover en todo este tiempo porque pueden salir grupos y pegarse.
Cuando ya tenga el espesor adecuado, retiramos del fuego y la colamos.
Dejar reposar y cuando esté templada cubrir con papel film a piel (el plástico pegado a la crema) y reservar en la nevera una o dos horas.



Elaboración Merengue Suizo:
En un cazo, al baño maría, echar las claras y el azúcar.
Remover hasta que el azúcar esté disuelto por completo (si cogemos un poquito entre los dedos y no notamos los granitos de azúcar, estará listo).
Pasamos esta mezcla a un bol y montamos con las varillas eléctricas hasta que el bol esté completamente frío, de lo contrario, el merengue seguirá caliente y no estará preparado.



Una vez frío el bol y el merengue montado, rellenamos con él una manga pastelera con boquilla de estrella cerrada (yo he utilizado la 2D de Wilton) o con la boquilla que más os guste.

Montaje:
En el plato de presentación colocar la base de masa quebrada, rellenar con la crema de limón y cubrir toda la superficie con el merengue. Para tostar el merengue, podéis utilizar un soplete o llevarlo al horno/microondas con el grill un ratito.
Reservar la tarta en la nevera hasta servir.


La acidez de la crema de limón junto con el merengue dulce tostado y el crujiente de la masa quebrada ¡está de escándalo!


También te puede interesar...

0 comentarios