Cake Pops de Abejas

By 20:08

Hola a todos, hoy actualizo el blog con una receta que hice el fin de semana pasado y que, aunque me llevó su tiempo, quedó muy graciosa. Os hablo de unos Cake Pops, esos pequeños bocados de bizcocho con palo de chupa chups. Podéis hacerlos normales y corrientes o con formas y diferentes personajes. En mi caso, los he hecho de abeja.


Esta receta la podéis hacer con los moldes que ya vienen preparados con forma de esfera, pero si no los tenéis no os preocupéis porque se pueden hacer igualemente. Los míos están hechos con molde pero antes de tenerlo los hacía sin él. Por eso os dejo las dos maneras.

Recordad que, para hacer los Cake Pops como tal, debéis tener los palitos típicos de chupa chups. Si no los tenéis tampoco pasaría nada, pero de esta forma es más chulo.

Ingredientes bizcocho: (para unos 35 Cake Pops aprox.)
90 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
130 gr. de azúcar
130 gr. de harina
2 huevos
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de extrato de vainilla
1 pizca de sal
100 ml de leche
100 gr. de queso de untar (éste ingrediente sólo si NO tenéis los moldes de los Cake Pops)

Ingredientes glaseado:
250 gr. de azúcar glas
6 cucharadas del zumo de una naranja
Colorante amarillo (puede ser líquido, gel o polvo)

Ingredientes decoración:
Chocolate negro de cobertura
Fondant blanco

Elaboración del bizcocho:
Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
En un bol, tamizar la harina y la levadura, añadir la pizca de sal y reservar
En otro recipiente, batir con varillas eléctricas el azúcar junto con la mantequilla (debe estar blandita) hasta blanquear. Añadir los huevos de uno en uno, batiendo bien entre huevo y huevo. Echar la cucharadita de extracto de vainilla y mezclar. Incorporar la mezcla de harina y levadura a la masa y mezclar bien, primero con una espátula y luego con las varillas. Añadir la leche y seguir batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.

Hasta aquí los pasos son iguales tanto si váis a hacer los Cake Pops con el molde especial como sin él. Sin embargo, a partir de ahora, la forma de elaborarlos cambia.

Si disponéis de moldes especiales de Cake Pops:
Meter la masa en una manga pastelera.
Engrasar ambas piezas del molde con un poco de mantequilla, rellenar con la masa una de las mitades (la que no tiene el agujerito) y tapar con la otra pieza. Meter al horno a 180º calor arriba y abajo durante 20 minutos. Sacar del horno desmoldar y dejar enfriar completamente.


Si no disponéis de moldes para Cake Pops:
Engrasar con un poco de mantequilla un molde normal de bizcocho o pastel y echar la masa. 
Hornear a 180º calor arriba y abajo durante 20-25 minutos. Pasado el tiempo, pinchar con un palillo el bizcocho y si éste sale limpio sacar del horno. Dejar templar y desmoldar. Una vez esté completamente frio, desmeluzar completamente en un bol con las manos. Añadimos el queso de untar y lo mezclamos todo bien de manera que nos quede una pasta. Con ayuda de las manos cogemos pequeñas porciones y vamos dando forma de bolitas al bizcocho, apretando bien para que queden compactas. Reservar en la nevera durante una hora.

Elaboración del glaseado:
En este paso ya no hay que tener en cuenta si tenemos o no el susodicho molde de los cakepops.
En una taza echar el azúcar glas, las 6 cucharadas de zumo de naranja y mezclar todo bien. Añadir el colorante hasta que quede un amarillo canario.

Montaje de las abejas:






Sumergimos un poco la punta del palito de chupa chups en el glaseado y lo clavamos en las bolitas de bizcocho. Una vez tengamos todas las bolitas pinchadas, esperamos unos minutos hasta que se sequen y queden bien fijas. Ahora, y con ayuda de una cuchara, cubrimos todo el Cake Pop con el glaseado amarillo y escurrimos bien quitando el exceso. Colocar boca abajo en una bandeja.

Cuando veamos que el glaseado, aunque todavía esté húmedo, no escurre, pinchar los Cake Pops en una superficie para que la cobertura seque por completo. (Como aparece en la foto).


Una vez seco el glaseado, derretir un poco de chocolate negro de cobertura en el microondas y rellenar con él una manga pastelera o un cornete echo de papel sulfurizado. Con este chocolate dibujamos los ojos, la boca y las rayas de las abejas. Dejamos secar el chocolate.
Cortar trocitos de fondant y amasarlo con un poco de azúcar glas o maicena. Hacer bolitas y aplastarlas un poco haciendo formas de alas. Pegar las alas a la abeja con un poco del glaseado amarillo con el que habíamos bañado las bolitas de bizcocho. Dejar secar.

¡Ahora sólo queda disfrutar de este dulce de un bocado!
Corred que vuelan, ÑAM







También te puede interesar...

0 comentarios