Galletas con Chocolate y Nubes

By 19:25

¡Hola a todos!

Hoy quiero compartir con vosotros la conocida receta de galletas con pepitas de chocolate pero con un toque muy simpático: nubes (o esponjas).





Ingredientes (26 galletas aprox.):
200 gr. de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente).
150 gr. de azúcar normal.
150 gr. de azúcar moreno.
290 gr. de harina.
150 gr. de pepitas de chocolate.
2 huevos.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
1 cucharadita de bicarbonato sódico.
1 pizca de sal.
70 gr. de nubes.

Elaboración:
Precalentar el horno calor arriba y abajo a 190º.
En un bol tamizar la harina junto con el bicarbonato y la sal.
En otro bol batimos con varillas eléctricas la mantequilla y los dos tipos de azúcar. Añadimos los huevos de uno en uno, batiendo bien entre huevo y huevo. Agregrar la cucharadita de extracto de vainilla y mezclar.
Ir agregando de poco en poco la mezcla de harina hasta incorporar todo.
Agregar las pepitas de chocolate y mezclar con la ayuda de una cuchara o lengua.

Atención, aquí os voy a comentar lo que hice a continuación pero como el resultado no fue el esperado os recomiendo hacer otra cosa que explicaré un poquito más adelante.
Yo corté las nubes en trocitos y se las incorporé a la masa, al igual que las chispitas de chocolate, mezclé todo y lo llevé al horno. El resultado no me gustó mucho, estéticamente hablando, puesto que las nubes empezaron a derretirse demasiado pronto y se hicieron caramelo. No os recomiendo agregar las nubes a la masa, pues lo que buscamos es que se derritan pero no se hagan caramelo.

Entonces ¿cómo hacerlo? Simplemente, después de agregar las chispitas, forramos una bandeja de horno con papel vegetal y hacemos montoncitos con ayuda de dos cucharas. Dejar suficiente espacio entre montoncito y montoncito porque las galletas crecen en el horno y se pueden pegar las unas a las otras. Cocer durante 13 minutos a 190º y cuando queden 3 minutos para el final ponemos encima de cada galleta unos trocitos de nube; de esta forma se fundirán pero no se quemarán demasiado.

Una vez transcurrido el tiempo, sacar del horno y colocarlas encima de una rejilla para que se enfríen.

Como véis, lo único que cambia es agregar antes o después las nubes. Aunque yo apuesto por la opción de poner trocitos encima de la galleta a 3 últimos minutos del horneado; también podéis hacerlo de la misma manera que he hecho yo (agregar las nubes a la masa), de esta forma, y aunque no queden tan bonitas, os aseguro que sabrán muy buenas porque las mías están... ¡mortales!
 
Animaros a hacerlas de las dos maneras y así podréis elegir cómo os gustan más.

Un saludo ;)



También te puede interesar...

0 comentarios